Saltar a contenido principal

Revista Haroldo

Diálogo con el pasado y el presente

22 de diciembre de 2017

Retratos recuperados

Información de imagen
Luisa y Florencia, reunidas desde 2011

Una charla de Estela de Carlotto sirvió de inspiración para este ensayo fotográfico. El 1 de octubre de 2014 Hernán Churba la escuchó hablar en Tecnópolis de "Restitución, identidad, verdad y justicia", una de las conferencias del TedxRío de La Plata, donde la presidenta de Abuelas de Plaza de Mayo fue aplaudida con una ovación. Hacía pocos meses que había encontrado a su nieto Ignacio Guido. 

"Al escucharla, brotó la idea: reunir a las abuelas con los nietos, en sus casas familiares, como el álbum que hubieran debido tener a lo largo de sus vidas. Porque la foto la tenemos hoy, pero en realidad debían haber tenido esa foto y otras muchas de cuando estos jóvenes eran chiquitos, cuando fueron creciendo; las imágenes que cualquier chico tiene con su abuela o con su abuelo a lo largo de la vida", explica Churba.

Con este sentido de devolverles aquella imagen que no pudo ser, Churba fotografió a los nietos y nietas en las casas familiares, donde las abuelas guardan sus tesoros: fotos ajadas de sus hijos e hijas desaparecidos, un resto de ajuar, un artículo periodístico de aquella época en la que la vida les cambió para siempre.  

El proyecto "Retratos recuperados" se completa con un video, una suerte de backstage de lo que fueron esos encuentros familiares, que demuestra que "cualquier destino, por largo y complicado que sea, consta en realidad de un solo momento: el momento en que el hombre sabe para siempre quién es", como escribió Jorge Luis Borges y que sirve de final de este documento, que celebra que los retratos puedan ser recuperados, como el de la abuela Luisa que buscó incansablemente a su nieta Florencia Reinhold Siver, hija de Susana y Marcelo, desaparecidos en la ESMA. Pudieron encontrarse el 2 de agosto de 2011. 

"Cada encuentro es una fiesta. Como el de la nieta 126, Adriana, la última alegría que tuvimos este año", resume el fotógrafo.

Información de imagen
Aida y Sebastián, reunidos en 1983

En 1983 la abuela Aida Kancepolsky encontró a su nieto Sebastián Rosenfeld Marcuzzo, hijo de Patricia Marcuzzo y Walter Rosenfeld, desaparecidos en octubre de 1977.

Por testimonios de sobrevivientes se sabe que ambos permanecieron detenidos en la Base Naval de Buzos Tácticos de Mar del Plata y que fueron trasladados a la ESMA. El 15 de abril de 1978 Patricia dio a luz un varón al que llamó Sebastián, que fue entregado por las fuerzas de seguridad a su abuela materna sin establecer contacto con la rama paterna de la familia quienes, desconociendo este hecho, presentaron la denuncia por la desaparición del niño en Abuelas de Plaza de Mayo. 

En 1983 la Filial Mar del Plata de Abuelas logró localizar al niño. Sebastián continuó viviendo con su abuela materna pero en contacto permanente con su familia paterna.

Información de imagen
Estela e Ignacio, reunidos desde 2014

El 5 de agosto de 2014 se conoció la noticia: Estela de Carlotto había encontrado a su nieto, hijo de Laura Carlotto y Walmir Montoya.

Laura fue secuestrada el 26 de noviembre de 1977 cuando estaba embarazada de dos meses y medio. Walmir fue secuestrado a fines de noviembre de 1977 y, posiblemente, haya permanecido detenido en el CCD " La Cacha ".

Se sabe que Laura permaneció detenida en el CCD " La Cacha " y que el 26 de junio de 1978 dio a luz un niño al que llamó Guido en un Hospital Militar. Fue asesinada el 25 de agosto de 1978 y sus restos pudieron ser identificados, al igual que los de su compañero. 

En junio de 2014, un joven que tenía dudas sobre su identidad se comunicó por correo electrónico con Abuelas para conocer su origen. A partir de los exámenes genéticos Ignacio Guido conoció la verdad.

Información de imagen
Vilfredo y Juan, reunidos desde 2004

Texto pie de foto

Alicia Alfonsín, embarazada de cinco meses, y Damián Cabandié fueron secuestrados el 23 de noviembre de 1977. La joven fue trasladada a la ESMA, donde con la asistencia del obstetra del Hospital Naval Jorge Luis Magnacco dio a luz un varón al que llamó Juan. A los pocos días, el niño fue entregado al matrimonio compuesto por Luis Antonio Falco, de la Policía Federal, y Teresa Perrone, quienes lo anotaron como hijo propio. 

El 23 de agosto de 2003 Abuelas de Plaza de Mayo recibió una denuncia; ese mismo año Juan se acercó voluntariamente con dudas sobre su origen. El 26 de enero de 2004 los exámenes confirmaron su verdadera identidady Juan se reunió con su familia biológica.

Información de imagen
Buscarita y Claudia, reunidas desde el 2000

Buscarita Roa es la madre de José Poblete, detenido-desaparecido el 28 de diciembre de 1978, el mismo día en que su nieta Claudia fue secuestrada junto a su madre, Gertrudis Hlaczik, y apropiada ilegalmente a los ocho meses de edad.

La identidad de Claudia fue restituida en el 2000 gracias a la incansable búsqueda de las Abuelas de Plaza de Mayo.

Información de imagen
Justa y Pablo, reunidos desde 2012

María Rosa Miranda y Ricardo Gaona Paiva tuvieron su primer hijo el 13 de abril de 1978: Pablo Javier. Un mes después fueron secuestrados, al salir de una reunión familiar. Nunca más se supo de ellos.

El 29 de junio de 2012 el joven se acercó a Abuelas con dudas sobre su origen. Sabía que era adoptado, pero no conocía la historia verdadera hasta que en 2008 su apropiadora le confirmó su sospecha: era hijo de desaparecidos. Lo había entregado su padrino, un coronel retirado, primo de su apropiador.

El 1 agosto de 2012, el Banco Nacional de Datos Genéticos confirmó que el joven era Pablo Javier Gaona Miranda. Pudo reencontrarse con sus tíos, primos y su abuela Justa, que siempre lo esperó.

Información de imagen
Irma y Belén, reunidas desde 2007

Rosa Taranto y Horacio Altamiranda tuvieron a su primer hijo, Christian Adrián, en 1973; en 1975 nació Natalia Vanesa. Fueron secuestrados el 13 de mayo de 1977, cuando la joven estaba embarazada de siete meses.

La pareja fue vista en el CCD "El Vesubio". Rosa fue llevada a dar a luz al Hospital Militar de Campo de Mayo donde se le practicó una cesárea. Luego del parto, fue devuelta a su cautiverio donde pudo relatarle a una de sus compañeras que había tenido una niña a la que pensaba llamar "María Luján". 

La niña fue entregada al Movimiento Familiar Cristiano quienes a los tres meses de vida de la pequeña, la entregaron en adopción. Su familia adoptiva la llamó María Belén. La joven siempre supo que era adoptada y en el 2005 decidió comenzar la búsqueda para conocer su origen. Así fue como se presentó voluntariamente en la Filial Córdoba de Abuelas de Plaza de Mayo. 

El 29 de junio de 2007 el Banco Nacional de Datos Genéticos informó la verdadera identidad de la joven.

...

Patricia Roisinblit y  José Pérez Rojo tuvieron a Mariana Eva el 28 de junio de 1977. El 6 de octubre de 1978, cuando la joven estaba embarazada de 8 meses, fueron secuestrados los tres. Luego del operativo, la niña fue entregada a su familia paterna por personas que se identificaron como personal de Coordinación Federal.

Patricia dio a luz un varón al que llamó Rodolfo Fernando el 15 de noviembre de 1978 en la ESMA. Como en muchos casos, el parto fue asistido por el obstetra del Hospital Naval, Jorge Luis Magnacco.

El 13 de abril de 2000 Abuelas de Plaza de Mayo recibió una denuncia anónima que afirmaba que el agente civil de la Fuerza Aérea, Francisco Gómez, y su esposa, Teodora Jofré, tenían un niño inscripto como hijo propio con una falsa partida de nacimiento firmada por el médico de la fuerza aérea, Pedro Alejandro Canela.

Después de ser visitado por su hermana, el joven aceptó realizarse los análisis y el 2 de junio de 2000 la doctora Mary Claire King informó los resultados del análisis de ADN que indicaban que el joven que las Abuelas y Mariana Eva buscaban. 

Información de imagen
Rosa y Guillermo, reunidos desde 2000

 

Compartir