Saltar a contenido principal

Revista Haroldo

Diálogo con el pasado y el presente

20 de febrero de 2018

Reinauguración de la muestra

Reminiscencias del Carnaval

El sábado, poco antes de la caída del sol, en el Conti se celebró la jornada “Reminiscencias del carnaval” en el marco de la muestra “Esta se fue, a este la mataron, esta murió” del Archivo de la Memoria Trans. Un momento de brillo y encuentro para celebrar la vida.

Información de imagen
Estaba en el aire la idea de familia: “Las chicas trans somos una familia. Nuestra familia se compone de madres, hijas y sobrinas”, dice Belén Correa, referente del Archivo de la Memoria Trans, en una carta enviada desde Alemania, donde reside. En el texto, Correa también denuncia los 15 asesinatos de mujeres trans ocurridos en los primeros 40 días de 2018. “No queremos más impunidad”.
El acto tuvo un espíritu de reunión, se multiplicaron los besos y abrazos al calor de los reencuentros de compañeras que no se veían desde hace tiempo. Y también tuvo un fuerte contenido político: Lara Bertolini exigió Justicia por el travesticidio de Diana Sacayan, quien fue hallada muerta en su departamento el 13 de octubre de 2015. El juicio, que se postergó en reiteradas oportunidades, tiene fecha prevista para comenzar el 12 de marzo.
Información de imagen
Lookeada para el carnaval, hizo su aparición Carmen quien afirmó que entregaría los diplomas a “sobrevivientes de persecución estatal y policial”. Una a una,  fue llamando a las chicas y recordó escenas de la vida compartida en años en que la violencia policial arreciaba contra su integridad, contra sus cuerpos. “A Marcela Viegas la conocí en la época en la que la Policía te perseguía por ser distinta. Le llevaba el ‘bagallo’ a la cárcel, un bolso con pasta de dientes y todo lo necesario para sobrevivir en el encierro”, contó al convocar a Marcela a recibir el diploma.
Información de imagen
Se generó una especie de micrófono abierto; quienes se acercaban a recibir sus diplomas pedían la palabra para reclamar, contar o agradecer. “Gracias a dios yo estoy viva. Este premio se lo merecen todas las chicas que no están”, dijo Carolina.
Información de imagen

El relato común de las mujeres fue la marginación de su ámbito familiar al momento de manifestar su identidad de género y la situación de exclusión y vulnerabilidad en la que vivieron a partir de ese entonces, desde muy niñxs. El lugar de confluencia era la casa de una amiga o compañera, que se transformaba en el nuevo hogar.

Información de imagen

Vanesa Show, pionera en el mundo del teatro de revista, contó que en los ’70 la requisaban casi a diario y la acusaban de “terrorismo sexual”. “Acá, en este edificio, las paredes son testigos de muchas aberraciones”, expresó conmovida.

Información de imagen

Dominique, que fue la secretaria de Lohana Berkins, preguntó entre lágrimas: “¿Qué daño le hacemos nosotras a la sociedad? Sueño que mis compañeras sean libres”.

Información de imagen

Una vez que concluyó la entrega de diplomas, Carmen invitó a salir a la explanada del Conti a escuchar la murga La Redoblona, que este año eligió salir a los corsos vestidas de drag queen. “En Carnaval somos todos iguales, las calles son nuestras”, arengaron desde la murga para invitar al público a bailar.

Información de imagen
Información de imagen
Información de imagen

Galería de fotos


"Esta se fue, a esta la mataron, esta murió" se exhibe hasta el 4 de marzo en la Fotogalería del Centro Cultural de la Memoria Haroldo Conti, con entrada libre y gratuita. 

Compartir